22 octubre, 2005

Teresina Raiola

Y sí, me siento como ella. La madre de Al Capone.

El miércoles me llaman del colegio para una reunión con la directora: Martín (el del medio, ¿se acuerdan?) contrató a Juan para que le pegara a Joaquín. Le pagó dos galletitas.

Me quería morir. Esconder en un pozo. ¿De dónde sacó eso mi hijo? ¿Cómo puede ser?

Salí del colegio con la cabeza hecha un remolino.

Sí, sí, ya sé que este hecho no debe ser abordado desde la moral del adulto. Ya sé. Ya me lo dijeron. Ya lo aprendí.

Igual no puedo evitar sentirme como si fuera la Teresina esta. Tampoco puedo evitar el ataque de risa y frases como  “qué cosas se les ocurren a los chicos” y otras por el estilo.

 

Mil abordajes del tema se agolparon en estos 3 días en mi cabeza:

  • ¡Qué capo el pibe! ¡Qué bien que la hizo! Uy, me da miedo. Me hace acordar a Fendrich y Barreda. No, esa no.
  • Debate moral, tipo Dostoievsky. Bien y mal. Justicia por mano propia. Culpa. Castigo. ¡Aflojá!, es un pibe. No, no, mejor no.
  • Implicancias legales. Tarea cuando llegue a casa: buscar en el Código Penal las condenas previstas para los instigadores y para los ejecutores. ¿Para qué, si no va a ir con un juez que todo lo sabe y que estudió para eso? Los que vamos a juzgar  (e imponer un castigo) somos Luis y yo que, a duras penas, sabemos ponernos de acuerdo.
  • Tipo “la gallinita dijo eureka”, bueno, son niños. Y sabemos que los niños son seres puuuuuuuroooos, no tienen maldad ¿no? No, puros las tarlipes. Así no.
  • Economía de mercado: ley de oferta y demanda. ¿Juan era el más barato para pegarle a Joaquín? ¿Qué galletitas eran : Criollitas u Oreo? No, no. Ese no es el punto. Definitivamente.
  • Madre equilibrada que lo hace reflexionar sobre el causar daño a otro, el hacerse cargo de los propios sentimientos, de las consecuencias. Sin que se sienta culpable, ayudándolo a entender. Esta es la correcta. Sí, definitivamente. Ahora me falta encontrar a la madre equilibrada. ¿En qué rubro busco?

PS: Nunca mantuvimos esta conversación.

 

 
Powered By Qumana

7 comentarios:

Rain dijo...

JAJAJAJAJAJAJA que capo tu niño! Todo un chico del nuevo siglo!

BaNNaNNa dijo...

Que suerte que no tengo hijos...por un momento pense que tendria hijos cuando sepa resolver interogantes como el que planteas en el post... pero definitivamente no tiene nada que ver: pues, nunca voy a poder resolver eso de la manera correcta y aun asi creo q algun dia tendre un niñito lindo y que pague a otros para golpear a sus enemigitos..

Pilarcito dijo...

Los hijos son universo de sorpresas para los padres.

dael dijo...

!Gragry, la Mamma!

Verónica Sukaczer dijo...

Aunque sea el chico tiene conciencia de negocios. ¡Sólo 2 galletitas! Eso ya marca una pauta. Por una galletita debe pedir un insulto, y por el paquete entero... bueno... mejor que no lleguemos a eso :-).

Marce dijo...

Teresina, que capo il bambino!!!
Una no sabe si felicitarlo por lo creativo o condenarlo por capo mafia

Daisy dijo...

Hey,hey, yo quiero la respuesta! Ya estoy pensando qué voy a hacer cuando alguien le pegue a Bianca en el jardín (o Bianca le pegue a alguien en el jardín)... y no tengo solución! Qué se hace???