24 octubre, 2005

percepción profunda (metáfora: cero)

Hoy fui a buscar a Félix a la Psicóloga. Ella me explicó que el niño hoy era el Dr. Firulain y que daba clases sobre cómo enseñar a los niños. Me dijo que cuando un chico llora la madre no tiene que gritarle sino tratar de calmarlo. Y también da un consejo para el padre de la criatura: no tiene que tomar tantas pastillas para tranquilizarse.
Ejem, no comments.

4 comentarios:

Marce dijo...

Se ve que la psicóloga de Félix no tiene hijos, porque en determinados momentos o gritás o tomás tranquilizantes. No queda otra.

Natalix dijo...

es que lo dijo félix, no la psicóloga (que sí tiene hijos, no sé si será muy cientificista lo mío pero no lo mandaría a atenderse con alguien que no los tuviera)

Marce dijo...

Ya me parecía!! Por más psicóloga que seas hay momentos en que la teoría se te va al tacho.
Che, qué grande el Dr. Firulain.

Verónica Sukaczer dijo...

¡Decile al Dr. Firulain que espere a tener sus hijos!

(Yo también busco profesionales médicos que tengan hijos. La paternidad es una de las pocas ciencias en las que la teoría y la práctica no se asemejan en absoluto)