27 octubre, 2005

sin desperdicio!

Esta semana han habido dos o tres episodios fantásticos y delirantes en esta casa. Uno lo puedo contar porque todavía me estoy riendo. Entre Laura y Juan, ya lo saben, hay 7 años. El mide 1,90 y ella es alta pero no tanto como para desafiarlo de igual a igual. El padre sostiene que el vínculo entre ellos es ser "Tom & Jerry": si no lo corre ella, la corre él.
Antes intervenía yo apenas empezaba a caldearse el ambiente, ahora he decidido reservarme para cuando corra sangre. Sin embargo hoy en un momento escuché una pelea que parecía atroz...los gritos de la niñita taladran el oído de cualquiera, nunca sé si es en serio o en broma. Lo patea, le pega y él en general trata de alejarse jodiéndola un poco "sos un bebé de dos años!" o le pega suavecito.
Me levanté de la compu porque los gritos parecían indicar algo grave. Era grave, se estaban dando con tutti, yo salgo a la terraza donde sucedía todo eso y con mi mejor cara de ogro escocés les ladré desaforadamente:
- "con la mano!!!, con la mano, dije!! en esta casa se pegan pero con la mano!"
Todavía se están riendo. ¿estaré alienada?¿es normal?

1 comentario:

cp dijo...

Daniela, no se si es normal o si... En casa el que pega siempre es Nacho y cuando lo está atacando a Juan y no se defiende porque es demasiado tranqui y bueno, yo termino explicándole como debe defenderse del agresor de su hermano menor!