18 octubre, 2005

Estoy en todos los detalles

Pasó algo extraño con el nacimiento de mis hijos. Pasada la semana 42 de embarazo de mi primogénito, el obstetra indicó una inducción de parto. Que como no funcionó, derivó en cesárea. Hasta ahí, todo normal.

El obstetra: -¿Qué te parece si lo hacemos, dejame ver la agenda... el 21 de septiembre?
Yo: -¡No! El 21 es el día de la primavera. Cuando sea grande se va a ir siempre con los amigos y nos va a joder el festejo. ¿Tenés otra fecha?
E.O: -El 22 podría ser...
Yo: -¿Un poco más alejado?
E.O: -No, después se me complica, y tenemos que sacarlo. Se pasó dos semanas y media.
Yo: -Está bien, que sea el 22 entonces.
Y el chico nació el 22 de septiembre a las 18,12 horas.

Segundo embarazo. Mismo obstetra. Por razones que tampoco vienen al caso, el médico y yo estamos de acuerdo en que debe ser otra cesárea. Como va a ser una cesárea, y yo ya tuve un embarazo de 42 semanas y media, a la semana 38 le digo que ya estoy lista para parir. Él dice que está bien. El bebé está bien.

E.O: -¿Te parece el 3 de abril?
Yo: -¡No, es el cumple de mi vieja!
E.O: -¿Después...?
Yo: -No, sacámelo antes. No soporto más. Pasé todo el verano embarazada.
E.O: -Entonces puedo el ... de marzo.
Yo: -Me parece bien. Ya empezaron las clases para esa fecha. Viste que los chicos que cumplen fuera del período escolar tienen que esperar para festejar su cumple.

Regreso a casa feliz, y anuncio la fecha en que nacerá mi segundo vástago. Mi madre salta.
M.M (mi madre): -¿Cómo? ¿No te acordaste? Es el aniversario de la muerte de ...
Yo: -¡No!

Llamo urgente al obstetra y le pido cambio de fecha. Nos consultamos mutuamente. Yo consulto al resto de la familia:
Yo: -¿El 26 de marzo les viene bien a todos? ¿Nadie cumple años, ni se casó, ni murió, ni piensa tener un infarto? Miren que yo prefería en abril, porque en marzo cumple años mi marido, y dos cumples el mismo mes es todo un presupuesto.
El segundo nace el 26 de marzo a las 9,30 de la mañana.

Y desde entonces me pregunto: en el libro del destino, ¿ellos no tenían una fecha destinada para nacer? ¿Cuándo hubieran nacido si mis deseos y las necesidades médicas, y la agenda del obstetra, no hubieran interferido? Como nacieron con fecha "de encargo", ¿les habré alterado el karma cósmico, su signo astral, su camino de vida, el equilibrio entre el ying y el yang? ¿Me echarán en cara alguna vez que ellos hubieran preferido nacer cuando les diera la real gana, en vez de que yo lo decidiera todo, porque seguro ya me tildaron de dictadora que le dice a cada uno lo que debe hacer? ¿Les habré quitado o agregado días de vida que no les correspondían, y por lo tanto el mundo terminará cuando no debía terminar? ¿Y si existe la reencarnación y los que debían reencarnar en mis hijos no pudieron hacerlo, porque yo les cambié el día? ¿Y si, por no haber tenido un parto espontáneo, natural, quedaron fuera de algún ciclo de no sé qué, y son algo así como almas en pena? (¡y encima no están bautizados ni les hice la circuncisión!). ¿Y si son tan hermosos e inteligentes justo porque nacieron cuando yo lo decidí, y por eso también son tan insoportables? ¿Y si toda su rebeldía se debe a que al mayor le sobraba algún día de gestación, y al menor le faltaba, y en ese día debía haber algún cambio neuronal que entonces no sucedió? ¿Y si..? ¿Y si..? ¿Y si..?

6 comentarios:

Pilarcito dijo...

Hola Verónica, mis hijos nacieron asi: Juan el mas grande por cesarea, por que se enrosco con su cordón y por mas induccion y mano que metieran el no salia. Asi que a cesarea. Nacho el pequeñin con cesarea programada (locuras de la madre) y decidimos que sería el 14 de mayo porque el 13 que era la fecha del obstetra era martes y yo por creer o no dije que sea 14! Igual nunca me enredé con todo eso que escribiste y ahora me quede pensando....besitos

Natalix dijo...

Yo cumplo el 26 de Marzo! me lo hiciste mellizo!
Era domingo de pascua a las 7 de la mañana, el doctor de mamá no llegaba y ella dijo: si estamos esperando al médico no esperemos más.
Y entonces salí.
quizá hasta lo indecidible se elije de alguna forma.

Marce dijo...

Las mías decidieron por su cuenta que ya era hora de salir al mundo a las 37 semanas de gestación. Igual por mi cabeza pasan millones de Y si...? Debe ser algo inherente a nuestra condición de madres esos Y si...? sin respuesta no?

Verónica Sukaczer dijo...

¿Vieron? ¿Vieron? ¡Todas tienen la culpa! :-)
Marce: para ser parte de este club de madres desesperadas necesito que me envíes tu e-mail al mío, y te "anoto". Estamos cobrando cien dólares la inscripción :-).
(¿No estaría bueno?)

Guzamadour dijo...

quizas justamente todo ese calculo de fechas era su destino, y de haber dejado que nazcan cuando quieran era romperles el karma
si si, seguro que es asi

Verónica Sukaczer dijo...

También... también... todo puede suceder en la dimensión desconocida de la maternidad.
Me gustó tu espermatozoide. Aunque sea en este blog tiene mucho sentido :-)