08 abril, 2007

No lo despierten por favor

Cuando tenemos un bebé y al fin logramos dormirlo consiguiendo así un momento de fugaz tranquilidad, parece como que la familia (no el núcleo familiar primario, sino el resto de la parentela) se confabula para sacarlo aun del sueño más profundo. Nunca falta la ronda alrededor de la cuna, con muchos, muchos pares de ojos que le clavan miradas penetrantes en medio de exclamaciones tipo "miraaaaaa....que hermooooosssoooo....coooomo dueeeeermeeee", o la abuela que lo taladra a flashazos de su Kodak Instamatic de 1972, ni los que pasan y le dicen "que cuenta mi vidaaaaa???" hasta que lo consiguen. Lo logran, te lo despiertan, el chico llora porque está mal dormido, entonces todos en su afán de ayudar complican más las cosas, a saber: pasandolo de brazo en brazo, sacándolo a pasear en cochecito aunque el sol raje la tierra, haga un frío polar o te morfe el dengue, jugándole para que se distraiga, revoléandolo por el aire...hasta que queda más excitado todavía y totalmente pasado de vueltas entra en un círculo vicioso del tipo "tengo sueño y no puedo ni quiero dormir porque todos me dan bola pero me pongo de mal humor y lloro entonces para que no llore todos me juegan y yo sigo con sueño y cada vez lloro más y cada vez me estimulan más".

David Byrne escribió una canción hace muchos años contando cómo a la gente le divierten en estas situaciones. El tema se llama Stay Up Late, está en el disco Little Creatures de Talking Heads, se las dejo completa para que la escuchen (está el podcast mas abajo) y la letra en español dice más o menos así:

Mami tuvo un bebé
Acá está, se quedó dormido
Es una cosita para jugar
Por qué no lo despertamos?
Que divino!! el bebé
que cosita! esos piecitos!
...

Por favor, dejame hacerle upa
quiero despertarlo, toda la noche
Es una cosita para jugar
Quiero despertarlo, toda la noche
Y lo hago!!

Miralo tomar la mamadera
Miralo comer en su plato
Tan divino, como un botoncito
No te dan ganas de despertarlo?
Y nos divertimos gratis
Esa sonrisa en su carita
No te encanta ese bebé?
No te dan ganas de despertarlo?



5 comentarios:

Verónica Sukaczer dijo...

¡Me encantó el post! Luego conseguiré auriculares para escuchar la canción. Es verdad todo lo que decís. Yo fui una madre bastante estricta en cuanto a toqueteos a mis hijos. Al estilo: "lo acabo de dormir, no lo toques porque te reviento". Y siempre miré con lástima a los papás que dejan que sus bebés pasen de mano en mano en una reunión de nocturna, y luego se quejan porque no durmieron en toda la noche.

cone dijo...

yo tuve miles de problemas con el mas grande! fue un gran problema. Te entiendo cuando contas que no duerme en el post anterior. El mayor no dormia. Pero no dormia en serio! se quedaba despierto toda la noche, sin pegar un ojo, hasta que yo tenia que irme a trabajar. Y para esa epoca estaba separada, asi que ni contarte. Pero paciencia todo se acomoda, con el tiempo.
Me encanto esta canción! buenisima.

Cariños

Anónimo dijo...

Llegué casi de casualidad acá, y me quedé un buen rato leyendo algunos post. Estan muy buenos!
Yo también soy padre, hace 2 años y medio :)

Gastón

Gragry dijo...

Bienvenido, Gastón Anónimo

Daisy dijo...

Muy cierto! Me falta escuchar la canción, pero la letra es literal.
Ahora, qúe se hace cuando la culpable del despertar es la hermanita de tres años con sus gritos de "¡Mamá, quiero jugo!" a las 12 de la noche, desde la cama instalada al lado de la cuna? Se considerará la circunstancia como un atenuante para el infanticidio?