04 abril, 2007

Mi propia bienvenida.

Arranco con una presentación formal? Ok
Soy Alfonsina. 33 años. 2 hijas, de 6 y 2 años. Divorciada.
Mmmm...
Es tal vez un poco acotada. Podría ir más allá? Sí, seguro.
Bueno entonces voy.
Hace un poco más de un año me separé. Fue un divorcio difícil, doloroso. Nadie sale indemne de este tipo de rupturas. Mucho menos los chicos.
Las mías tuvieron que cambiar de casa, barrio, colegio, amigos y hasta la familia (por motivos que más adelante contare) no cambió pero tuvo una mutación importante.
Mi ex marido se fue a vivir al extranjero, y si bien, vuelve cada mes y medio o dos meses, todo se nos hizo mucho mas difícil de lo que creía.
Durante muchos días no tenia fuerza ni para levantarme de la cama, y sí es cierto, los niños te dan un empuje extra, pero cuando no tenes ni un poco de fuerza ese empuje se transforma en una carga.
Una "debe" estar bien por ellos. Ser fuerte. Y por supuesto no entra en el combo quedarte en la cama todo un día llorando, si eso es lo que necesitas.
Pasé momentos donde agradecía a Dios o a quien fuera tener el amor incondicional de esas dos "mostruas", y también pase por momentos donde lo único que quería era que alguien se las llevara por lo menos un día entero para poder quedarme en pijama y llorar tranquila.
Pero las cosas pasan. El tiempo pasa y todo se va acomodando.
Estamos encontrando nuestro propio lugar como una pequeña familia de tres.
Nos cuidamos y nos queremos.
Aunque aveces necesite encerrárme en el baño para poder llorar tranquila.

5 comentarios:

cone dijo...

ay nena no te puedo creer que escribis aca! pensar que yo empece los blogs cuando me enganche escribiendo en este blog tan maravilloso. que bueno. veo que Vero lo esta repuntando!

Alfonsina dijo...

Jaja. Nos vemos en todos lados!!! Y seguis leyendome primera!!
Gracias, Cone. Te mando un beso enorme.
Mejor ahora, no?

cone dijo...

si un poquitin mejor! viste? pareciera que te persigo por dios! pero no no, justo vi que se actualiza este blog...y oh sorpresa! eras vos jajaja

Verónica Sukaczer dijo...

¡Bienvenida Alfonsina!
Todas nos hemos encerrado a llorar en el baño. Pero a veces creo que los chicos también tienen que vernos. Que no damos más. Que nos ponemos tristes. Que queremos irnos o hacer otra cosa. Darles un buen susto, y después lavarnos la cara y decirles: "mamá también llora a veces, igual que vos cuando te sentís mal, o estás enojado, o algo no te sale como querías. ¿Y viste que a veces después de llorar te sentís mejor? Bueno, a mamá le pasa lo mismo. Así que ahora quedate tranqui un rato y dejame descansar, porque si no vuelvo a llorar".
Cariños mojados
Verónica
P.D: cada post lleva de etiqueta el nombre de su autor. ¡Gracias!

sandra dijo...

HOLA ALFONSINA ! ME ENCANTO TU BLOG, LA FORMA COMO DESCRIBIS TUS SENTIMIENTOS, QUE NOS PASAN A TODAS LAS SEPARADAS (HUMMM) Y ESE INMENSO AMOR POR NUESTROS HIJOS. ME SEPARE YA HACE 10 AÑOS Y PREPARATE PARA ESCRIBIR MILES DE EXPERIENCIAS....ALGUNAS BUENAS Y OTRAS .... UN BESO FUERZA SANDRA