19 abril, 2006

lo que sobra y lo que falta

—¿sabías que aunque los chicos nos creemos los efectos especiales de las películas, los adolescentes, los adultos y los ancianos ya saben que son efectos especiales?
—Claro. ¿Vos por qué pensás que los chicos creen más en las películas que ven y en las historias que leen que los grandes? —pregunto, mientras me respondo mentalemente que es porque los chicos manejan menos datos sobre cómo se construye la ficción.
—es obvio mamá: ¡porque los chicos tenemos más imaginación!

8 comentarios:

Marce dijo...

Y sí, ahora que lo pienso, es obvio.

Turca dijo...

Obvio!

daniela g. dijo...

definitivamente descreo, nati, que hayas siquiera dudado un instante...nena!, es re obbbvvvioooo.!!
beso a felix por genio y por revelarle a su mamá la verdá de la milanesa!.
d

Romina Bond dijo...

Es verdad.

Presilábica dijo...

Cada vez que paso por aqui encuentro algo que me anima a seguir trabajando en educación.

ntx dijo...

Claro que es evidente. Lo que pasa es que muchas veces le hago a Félix preguntas que nunca me hice a mi misma, al mismo tiempo, para comparar las respuestas espontáneas.

Desde ya, siempre gana él. (Igual me sigo sorprendiendo)

salutis

daisy dijo...

Excelente la respuesta de Félix!
No les pasa que cuando ven una película de terror (que no me gustan, así que no veo muchas), se recuerdan constantemente "Es mentira, es mentira", para no morirse de miedo? Y no les gustaría, a veces, dejar la incredulidad y el conocimiento previo de lado para disfrutar más algunas escenas trucadas en las películas?

Funes dijo...

Yo tuve contacto con Félix durante una hora y media solo una vez en mi vida. Y estábamos los dos, sin apuro, disfrutando de un momento de paz en la vida de ambos... como un parate en el ritmo alienante de nuestras vidas, digamos (en esto último estuvimos de acuerdo los dos).
Cuando se fue de mi casa, no podía dejar de pensar en otra cosa:
"Félix debe ser una de las personas más inteligentes y sensibles que conozco... qué loco porque conozco mucha gente."

Esto fue hace menos de un año y más de seis meses... creo.
Nunca más lo vi.
Y hasta ahora, sigue siendo una de las personas más inteligentes y sensibles que conozco.
Ojalá me lo cruce en su adolescencia...