04 febrero, 2006

I´ll always be there...

Lo que cuenta Natalix, me hace acordar algo. Van a creer que sometí mis oídos sajones a una sobredosis auditiva de viejos boleros cantados por el juarense Luís Miguel y que eso me espumó el cerebro y me dejó todos los residuos de mi resistencia a la ñoñez.
Sí, ¿por qué no puedo ser como dios para mis hijos? ¿ por qué no puedo decirles mentiritas que les ahorren sufrimientos? ¿por qué no debería atenuarles lo terrible de la vida?.
Hace un tiempo decidí dejar de lado el impiadoso sincericidio: le digo a Laura, cada tanto, alguna mentira. Por ejemplo: "no, no tiene queso", "no tengas miedo", "no va a pasarte nada", y la que llevaba el récord era: "yo siempre voy a estar ahí".
Sí, había decido que si dios le dijo a Isaías : "No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, que yo soy tu Dios: te fortalezco, te auxilio, te sostengo con mi diestra victoriosa”, lo mío era un poco menos pretencioso.
Y así lo hice. Cada vez que Laura tenía miedo, cada vez que yo lo tenía, y cada vez que nos separábamos: "siempre voy a estar con vos", en abierta contradicción con los hechos. Ahora que lo pienso, sin embargo, fue sólo parcialmente útil: porque la falsedad de tal afirmación es, en mi caso, tan patente que me lo hecha en cara. “No es verdad. no estás siempre conmigo.”
La primera vez que me lo dijo, me hizo mal. Mucho. Entonces decidí cambiar esa expresión por otra más cierta "quisiera estar siempre con vos". Les aviso: no fue un acierto, fue peor. Esa frase, tal como lo descubrió al instante mi hijita astuta, supone mi falibilidad y con un demoledor "¿ y por qué no podés?", me dejó en pelotas.
Decido entonces volver a la expresión anterior. Así aunque sea sigo comprobando cada día la distancia que me separa de cualquier divinidad...

6 comentarios:

Catalina Viajera dijo...

sincericidio no, pero bien que una le puede decir a la sobrina que pregunta por la mamá de nemo "está con el novio porque están separados". es mucho más real y menos terrible que decirle que se la comió un tiburón, no?

Natalix dijo...

"no te va a doler"
"no hay nada de qué preocuoparse"
"quedate tranquilo que vuelvo temprano"

Y pepito grillo invisble grtándonos en los oídos o la abuela que decía: Dios te va a castigar.

Por suerte los bichos no hablan y diosito sigue de licencia...

saluts a té,

cp dijo...

ellos no saben que les mentimos hasta que son padres o mayores. Asi que se puede hacer y ellos estan tranquis.
beso

Marce dijo...

Yo soy de las que por lo general dicen la verdad, porque el mundo que les toca no es fácil y prefiero que lo vayan perfilando. Pero hay determinadas cuestiones que las angustian mucho, ahí prefiero la mentirita para preservarlas.
Y lo dije y lo repito: Laurita es una ídola (lo siento por vos)

daniela dijo...

Marce,Laura no es fácil...pero de verdad, de todos mis hijos es a la que siento más segura y pisando firme: gran sentido del humor, un manejo sutil y precoz de la ironía, el amor del padre y la belleza inaudita harán de ella el padecimiento de varios ..ji ji ji

Rain dijo...

Es que siempre vas a estar con ella. No es mentira.
Es una gran verdad.
Saludos!