07 marzo, 2011

Si yo digo que te duele es porque te duele.

En días pasados me encontraba lavando mi auto en la calle, cuando pasó una vecina con sus hijos, uno de ellos se había roto la clavícula en días anteriores. Saludé a mi vecina y enseguida me dirigí al niño lesionado:
- Diego ¿cómo sigues?
- Bien
- ¿Ya no te duele?
- No
Intervino inmediatamente la madre:
- Ah como no, ¡claro que le duele!
Diego ya solamente sonrió y me dirigió una mirada que yo me di a la tarea de traducir en: "está bien, si mi mamá dice que me duele entonces sí, me duele".

Jaja, lo que me asombró es que el niño ya ni siquiera se tomó la molestia de contradecir a su madre, a sus escazos 6 añitos aprendió a darle la razón para no discutir. Cosa que yo empecé a hacer a los 25.

5 comentarios:

Lore b dijo...

me encantó!!!

Josué Vicente ★! dijo...

Es tan cierto como que cuando una madre tiene frío, se abriga el hijo.

Casía dijo...

¡que fama tenemos las madres!

Gabriela dijo...

Algunas deberíamos aprender que no son extensiones nuestras.

KR dijo...

yo aprendí a los 20 ^^ supongo que las nuevas generaciones van aprendiendo para sobrevivir más y mejor. Me gusta tu blog.

No soy madre, pero si tía