05 julio, 2008

La guardería del terror

Hace aproximadamente dos años fui testigo de un acto indignante, inconcebible, inhumano. Lo doy a conocer porque es una situación que estoy segura no solamente existe donde yo lo vi, y también porque no pensé que pudiera ponerse peor.

Para comenzar trataré de describir el espacio. El patio trasero de la casa de mi madre colinda perpendicularmente con el patio trasero de una casa adaptada como guardería (estancia infantil, sala). En la casa de mi madre se escucha perfectamente lo que sucede en el patio y algunas veces lo que sucede dentro de las instalaciones. La ventana de una habitación en casa de mi madre da al patio trasero, por lo que ofrece una vista parcial del patio de la guardería.


Desde que comenzó a funcionar este espacio escuchábamos regaños que sólo pueden venir de una persona que no tiene la mínima idea de cómo tratar niños; escuchábamos llantos fuertes, constantes y algunos interminables. Los regaños poco pedagógicos provenían de la directora del establecimiento y encargada de cuidar a los niños: "¡cálllate, nadie quiere a los niños llorones!", "si sigues tu mamá no va a venir nunca por ti", "no entiendes, estás tonto".

En una ocasión me encontraba editando algunos videos de mi cámara. Comencé a escuchar lo que ya se había vuelto rutina, sólo que esta vez me encontraba cerca de la ventana y no pude resistir la curiosidad de asomarme y ver lo que sucedía del otro lado de la barda. Enseguida tomé mi cámara de video y ésta fue la escena que pude grabar:

En el patio se encontraban un par de maestras; una grande de edad, directora del plantel y madre de la maestra que la acompañaba. Ambas estaban "enseñando" a caminar a un niño; él caminaba sostenido de un aro que jalaba lentamente una de las mujeres. Yo le calculé al niño aproximadamente un año de edad porque a esa edad lo importante son los pasos. Él se cansó y comenzaba a dejarse caer sentado y ahí comenzó la furia de las bestias que estaban con él.

Primero una, lo levantaba violentamente de un bracito mientras le gritaba: "¡levántate!", esto en repetidas ocasiones. Después lo levantaban del cabello para que siguiera caminando. Finalmente fue el llanto lo que empezó a molestarles y se unieron en contra de un ser que no es capaz de defenderse: una lo hacía caminar mientras la otra le tapaba la boca y no conformes con eso varias veces le propinaron unas nalgadas y cachetadas con una fuerza que no debería usarse con un niño. Posteriormente entraron en la casa y perdí todo de vista.

Señoras, me paralicé, no supe qué hacer; lloré indignada y me quedé frente a la ventana un largo rato sin poder creer lo que acababan de ver mis ojos. Llegó la hora de irme a la escuela y allá le platiqué lo sucedido a una de mis compañeras, el hecho no tardó en difundirse por toda la escuela. Al atardecer se comunicó conmigo un buen periodista y amigo mío; estaba interesado en el video y me dijo que él se encargaría de todo.

Al poco rato nos visitaron un grupo de periodistas que se llevaron el video no sin antes entrevistar a todos los vecinos. Yo esperaba la nota al siguiente día, pero no, me pidieron estar al pendiente por si sucedía algo parecido para tener más videos; lo que les interesaba era la nota. Al cabo de una semana las imágenes ya habían sido divulgadas por los medios de comunicación de la ciudad. Fue entrevistada la directora del plantel, también los padres del niño maltratado. La nota fue complementada por la opinión y orientación del director del Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación y fue ahí donde supe que el pequeño alumno contaba con dos años de edad, tenía atrofia cerebral y no podía escuchar de un oído; está de más decir que se multiplicó mi indignación.

Los padres estaban dispuestos a demandar, yo serviría de testigo; pero sucedió algo curioso antes: yo no conocía personalmente a los padres, mi contacto con ellos fue por medio de un periodista y estaba por confirmarse una cita con ellos. Me contactó una persona para decirme que me abstuviera de declarar, a manera de amenaza me sugirió no meterme en problemas. El periodista que servía de intermediario entre los padres del niño y yo, desapareció y en ningún medio de comunicación quisieron darme datos.

Por casualidad la señora pudo ponerse en contacto conmigo, fui al Ministerio Público a declarar como testigo y después de eso no supe más de esa familia ni de la evolución de la demanda.

No vi ningun resultado, la escuelita continúa ofreciendo sus servicios con el mismo personal. He sido testigo de situaciones similares y peores. En el fondo del patio hay un cuartito diminuto donde encierran a los niños a manera de castigo, continúan las reprimendas y no dudo que también los golpes.

Ahí no termina todo, pero antes de seguir necesito explicar algunos puntos. Desde hace algunos años la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) da apoyo económico a estancias infantiles y otorga becas a familias de bajos recursos para que los niños menores de 4 años acudan a las estancias que se encuentran afiliadas mientras los padres trabajan .

Con esto se benefician todas las partes: SEDESOL puede brindar el apoyo a guarderías sin tener que administrarlas. Las guarderías cuentan con el subsidio económico sufiente para mantener calidad en el servicio y además cuentan con prestigio ya que el organismo gubernamental promueve seguridad y confianza en sus estancias. No se diga los padres, que tienen dónde dejar a sus hijos mientras trabajan, tienen la garantía de que estarán bien atendidos y pagan una cuota mínima mensual que representa el 5% de lo que pagarían en otro lado.

La guardería del terror llamada "Mundo Pequeñito" hace algunos meses obtuvo el apoyo de SEDESOL con todos los beneficios: apoyo económico, prestigio y más niños. A grandes rasgos cumplieron con todos los requisitos señalados, porque no existe uno que diga: no maltratar a los niños. Tiene todo para afiliarse y parece que toda la evidencia de los medios de comunicacion no sirvió de nada. Ahora los padres, confiados en la seguridad que brinda SEDESOL dejarán a sus hijos con el lobo.

¿Qué hacer? ¿Denunciar? No sirve de nada. ¿Difundirlo? Tampoco. Opté por esperar a los padres en la esquina de la guardería y mostrarles el video. Algunos niños afortunadamente dejaron de ir, algunas madres respondieron: "es que no tengo dónde más dejar a mi hijo".

A nosotros como padres ¿qué nos queda? Nos queda darnos a la tarea de observar a nuestros hijos y confiar en lo que ellos nos dicen con palabras o sin ellas. Nos queda esperar que los padres que tienen a sus hijos en esa estancia se den cuenta del lugar tan inseguro que es, antes de que los niños sean víctimas de personas que distan mucho de llamarse seres humanos.

6 comentarios:

Moki Mom dijo...

Hola Gabriela, te digo algo: a veces quisiera cerrar los ojos y tapar mis oídos para no enterarme de estas cosas, porque yo tambièn tengo a mi hijo en una guardería, bueno, ahora ya es un kinder, pero no sabes lo que todos los días le pido a Dios porque les de paciencia a esas mujeres que los cuidan, porque como bien dices, son unas criaturas indefensas, y luego nosotras mismas los obligamos a quedarse, ay que horror y que barbaridad que no se haya podido hacer nada al respecto, qué coraje, de veras.

Lore b dijo...

Que nos queda de esperar si quienes tienen que velar por los niños no lo hacen...es más fijate que a sabiendas de haber sido filmados, tampoco les interesa...ni siquiera a los apdres de ese niño maltratado...ni a los que les mostras el video y siguen mandando a los niños a ese establecimiento....es horrible..realmente horrible...

vilmati dijo...

Hola Gabriela, leí tu blog, hoy por primewra vez y te digo que leer esto me dió mucho dolor.
Me gustaría saber donde queda la guardería.
si pudieras decirme, creo que deberíamos divulgarlo, por lo menos entre los que podamos a ver hasta donde llega.
Gracias!

vilmati dijo...

Hola, bueno, ya entendí. El blog lo escriben entre varias, y vos vivís en Mexico.
La guardería supongo estará allí.
Es un horror que lamentablemente se vive en todos lados, aquí también han pasado episodios similares que he visto como noticias en televisión. Noticias que duran como mucho una semana.

Yahaira dijo...

Buen Dia;
Desde mi punto de vista creo que es muy importante que enviaras el video a manera de cadena por el internet y mandarlo a los noticieros tanto de TV Azteca en Hechos con Javier Alatorre como de Televisa con Javier Lopez Doriga y al programa de Lolita Ayala, Tambien con Loret de Mola.
Creo que esta accion no es solo responsabilidad tuya al difundirlo sino de todos nosotros el reenviarlo y asi estaremos poniendo todos nuestro granito de arena. Pon todos los datos de la guarderia, los telefonos, la direccion,la ciudad, el nombre de la directora y si puedes una foto de ella. Yo y todas las que somos madres estariamos muy agradecidas contigo Y te admiro por la valentia que has tenido de alsar la voz.

Yahaira dijo...

Buen Dia;
Desde mi punto de vista creo que es muy importante que enviaras el video a manera de cadena por el internet y mandarlo a los noticieros tanto de TV Azteca en Hechos con Javier Alatorre como de Televisa con Javier Lopez Doriga y al programa de Lolita Ayala, Tambien con Loret de Mola.
Creo que esta accion no es solo responsabilidad tuya al difundirlo sino de todos nosotros el reenviarlo y asi estaremos poniendo todos nuestro granito de arena. Pon todos los datos de la guarderia, los telefonos, la direccion,la ciudad, el nombre de la directora y si puedes una foto de ella. Yo y todas las que somos madres estariamos muy agradecidas contigo Y te admiro por la valentia que has tenido de alsar la voz.