03 julio, 2007

Y DEL ABORTO, ¿CUÁNDO HABLAMOS?

Desde el día en que inicié este blog estuve esperando que alguien iniciara el debate, pero no sucedió. Así que lanzo la primera piedra sin esconder la mano. Vamos a hablar del aborto. ¿Y por qué ahora? Porque me moviliza que Gabriela Michetti, próxima vicejefa del gobierno de la Ciudad, es una activa militante de la derecha católica, cuyo confesor o guía espiritual es Monseñor Bergoglio. No hace falta decir lo que opina sobre el aborto. Y pienso entonces que todos los últimos avances que se han logrado a favor de la despenalización del aborto (la aceptación cabal de la ley que permite abortar a mujeres violadas, con discapacidad mental, etc. La distribución gratuita de anticonceptivos y la pastilla del día después, las ideas del ministro Ginés), ahora van a encontrar una fuerte resistencia en la Ciudad. Y lo único que va a salir de todo esto, es que las mujeres sigan muriendo por culpa de abortos mal practicados. Que alguien que se considera superior moralmente decida sobre mi cuerpo, y que además se obligue a toda la población a vivir según ideas religiosas que muchos no compartimos.
Yo estoy a favor de la despenalización del aborto. Eso no quiere decir en absoluto que esté a favor del aborto. Abortar es un trauma. Es doloroso, física y mentalmente. Tomar la decisión de abortar te acompaña el resto de tu vida. Nadie aborta por gusto. Nadie que sepa utilizar un método anticonceptivo y tenga acceso a ellos aborta porque sea más fácil que usar un forro. Y en caso de que falle la anticoncepción, nadie aborta porque esté de moda. Abortar es tal vez la decisión más díficil que una mujer deba tomar en su vida. Se aborta con el alma quebrada. Se aborta porque no queda ninguna otra opción. Se aborta porque sólo la mujer embarazada tiene el derecho de decidir qué hacer con su cuerpo, y con ese embrión que depende de ella para existir.
Traer al mundo a un hijo es algo tan grande, tan maravilloso, que implica tanta responsabilidad, madurez y cuidado, que sólo puede y debe hacerlo una madre que ama y desea a ese hijo. O una mujer que ha tomado la decisión de seguir adelante con ese embarazo para darle ese niño a otra familia.
Pero no podemos obligar a que niñas, adolescentes, violadas, maltratadas, discapacitadas mentales, madres de familia numerosa, mujeres que no tienen hogar, dinero, o simplemente no desean tener hijos, se conviertan en simples contenedores de niños no queridos. Porque nunca, ninguno de esos hombres religiosos que se flagelan en contra del aborto, se ha hecho cargo de una de esas vidas.
No voy a darle vueltas a un tema que tiene demasiadas vueltas. Cada persona sabe qué es lo que opina sobre el aborto, y por qué. Lo cierto es que sigue habiendo abortos, siguen muriendo mujeres, y muchos se siguen rasgando las vestiduras por una realidad que no los toca. Porque además todos sabemos que la gente de clase alta e iglesia los domingos aborta tanto como los pobres, pero lo hacen en clínicas privadas en las condiciones necesarias, y luego se envuelven en sus abrigos importados y regresan a la marcha en contra de algo.
Vivimos en un país de contradicciones. Se sabe que en aquellos lugares en donde existe una ley que permite abortar, y se acompaña a las mujeres en el proceso (además de contar con buenos programas de educación sexual), las mujeres abortan menos. Aquí no. Aquí asusta el sexo y el aborto más que la muerte y los niños sin futuro.
Yo creo que el día que en una sociedad cada persona sea dueña de su destino y sus decisiones, viviremos por fin en esa sociedad con la que todos soñamos.

Yo tuve un aborto espontáneo que necesitó de un raspado uterino hace diez años. Era un embarazo deseado.

22 comentarios:

Verte dijo...

Es verdad. Es un tema que nadie se anima a tocar porque no hay términos medios, ni posibilidad de convencer al que piensa distinto.
Sabrán los que conocen mi blog lo que me costó traer un hijo al mundo. Por esta obvia razón no abortaría JAMAS en mi vida. Pero a pesar de esto estoy a favor de la despenalización. Porque el hecho que sea ilegal no cambia la decisión de la mujer que aborta, pero sí le cambia las condiciones sanitarias en que lo hace.
Tu post ya lo dice todo, no puedo agregar más porque es como si me hubieras leyedo la mente.
Y la iglesia...que querés que te diga: ellos condenan tanto el aborto como los tratamientos de fertilidad. Dicen defender la vida por sobre todas las cosas, pero uno de los motivos por los cuales no hay leyes sobre reproduccion asistida es porque si ellos se meten, el retroceso sería tan inmenso que ese 20% de parejas con problemas para concebir prácticamente no podrían concretar su deseo de ser padres (mirá si no lo que pasó en Italia).
Por mi se pueden ir bien al carajo la Iglesia y todos los fucking chupacirios. Total, para ellos yo ya pequé por la forma en que tuve a mi hijo.

Guzamadour dijo...

Yo creo que como todos los temas que tienen que ver con cambios estructurales en una sociedad, especialmente aquellos que vienen de la iglesia católica, tienen que vivir un proceso. Llamemosle aborto, derechos de la mujer, homosexualidad, etc etc., no son cambios que se pueden dar de la noche a la mañana, tiene que ver tambien con un recambio generacional y una adaptacion a nuevas realidades. Y creo que ese cambio se está dando, y muchos de esos cambios también tendrán que ver en cómo eduquemos a nuestros hijos.
No me asusta una Gabriela Michetti vicejefa de gobierno, porque cuando una aceptacion se arraiga lo suficiente en una sociedad, el cambio se da naturalmente. Entonces, primero sinceremonos como sociedad, y pongamos en el tapete los prejuicios que tenemos, y luego hagamos algo con ellos.
Por demas, me gustó muchisimo el texto

* Uch! dijo...

Me saco el sombrero por este post, gracias por escribir lo que la gente necesita leer para tomar conciencia de esta realidad. Totalmente a favor de la despenalizacion del aborto, a ver si abrimos todos la mente un poquito.

Un beso y gracias!

Euge

padawan dijo...

mujer lúcida, gracias por ponerlo en palabras. basta haber visto de cerca el dolor que cargan las mujeres que han abortado para saber que -1.- no lo hicieron por deporte y -2.- lo último que necesitan es ir a la cárcel o morir de sepsis por eso.

Gragry dijo...

Hablemos del aborto, pero no echemos cera al cirio... Vamos, que no hace falta cargar las tintas con la iglesia en absoluto. Los que están de acuerdo están de acuerdo y los que no, pues no lo están.
Si los que están a favor del aborto acusan y agreden a los que no ¿en qué se diferencian del discurso cerrado de *cierto sector* de la iglesia católica?
Todos actuamos según nuestras creencias, según las normas éticas que queremos seguir. Algunos son más consecuentes que otros, más coherentes. Creo que la única crítica debería ser por la incoherencia que se vé en uno y otro bando (porque sí, son bandos enfrentados en una guerra donde hay mujeres que son las que ponen la vida).
Soy católica y no estoy a favor del aborto, no lo recomendaría a nadie. Nunca. No es una opción válida para mí. Aún así no me parece sano, útil ni beneficioso que cuando se practiquen abortos deba ser en sitios precarios y donde no prevalece la salud de la mujer que se vé obligada a ir allí. Creo que todas las personas merecen una buena atención médica, responsable, higiénica y ética.
No creo que la despenalización del aborto haga que más mujeres aborten. Las parejas que son tan necias de no cuidar su fertilidad, seguirán siéndolo, aborto clandestino o no. Las parejas que no puedan cuidar su fertilidad serán asistidas con más eficacia, quiero creer, ya que espero se acompañe la despenalización con adecuada educación y provisión de métodos anticonceptivos.
He conocido mujeres que decían "si quedo embarazada aborto y listo" teniendo 2 hijos y 4 abortos. Las hay, esas no van a cambiar. No aprenderán a respetar su cuerpo ni el de los otros. Me preocupan más bien aquellas que no pudieron por ignorancia, violencia o falta de recursos elegir tener un hijo. A ellas me parece que se les debe una oportunidad.

Alfonsina dijo...

Estar de acuerdo o no con lo que cada una pueda hacer con su cuerpo me parece una discusión rancia.
Nadie deberia tener ingerencia en la intimidad de nuestras acciones. Ni el estado, ni una fé que no es la de todos.
Soy catolica, no muy practicante en estos momentos. Y estoy de acuerdo con que la iglesia indique, enseñe, pregone sus preceptos. No puedo concebir (tan luego esa palabra) que tenga el poder para marcar nuestro destino. Mas alla de la marca fisica que queda con un aborto, la culpa (pilar de la cultura judeocristiana) es una cicatriz que no se perdona.
Cada una deberia poder decidir y que esa determinacion este acompañada de buenos profesionales y en condiciones seguras, eso es casi primario. No deberia ser tema de discucion.

Alfonsina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ruth dijo...

Completamente de acuerdo con este post, Verónica, has escrito lo que siempre he pensado. Y pensar que aún hay mucha gente que piensa que la mujer que aborta lo hace por que es la salida más fácil...
Alfonsina y Gragry: Si todos los católicos fueran como vosotras, otro gallo cantaría en las sociedades fuertemente católicas, como pueden ser la vuestra y (snif!) la española.

Alicia R. dijo...

Creo que ya no queda mucho para decir entre lo brillantemente expresado por Verónica y los contarios. Además de estar (obviamente) de acuerdo, quería comentar que hasta hace unos años creía que nunca vería despenalizado el aborto,y ahora que tenemos una ley de salud reproductiva que a los médicos nos parece un sueño (¡poder recetar anticonceptivos!, ¡poder mandar a colocar un DIU gratis!) Creo que los cambios se van dando. El otro día, en unas jornadas, ginecólgas que trabajaban en hospitales durante el Proceso, recordaban cómo recetaban anticonceptivos a las adolescentes. Tenían preparados papelitos precortados. Le pedían a la paciente que agarrara uno y que ella misma escribiera el mombre que le dictaban (el famoso Microgynon). Que fueran a la farmacia a comprarlo y que volvieran para que le explicaran cómo usarlo. De eso se recorrió un largo camino que no fue fácil. El de la despenalización del aborto va a ser más arduo todavía, porque es un tema mucho más polémico. Pero si se instala en la sociedad, creo que viviré para verlo.

*cyn* dijo...

Lo lei ayer y me quede pensando. Siempre tengo opiniones encontradas con este tema.
Soy católica pero no practicante, estoy en casi en todo en desacuerdo con la iglesia, pero ese no es el tema.
Si creo, como bien dijiste Verónica, que el aborto debe ser pura y exclusivamente una decisión de cada una de nosotras. Es nuestro cuerpo y debemos saber decidir sobre esto. Pero a la vez no puedo dejar de pensar que esa vida que se va gestando en nuestro utero no tiene derecho a morir por la decisión de la madre. No se, es loco todo lo que me pasa con este tema. Creo que falta mucho camino por recorrer todavia, de parte de todos.

Marian dijo...

Yo he hablado varias veces del aborto en mi blog (no digo que tengas que saberlo, la blogosfera es grande y recien nos conocemos). No entiendo porque es tan dificil vivir y dejar vivir. Porque cada uno no puede tomar SU decision. Lamentablemente tambien, todas las ideas progres de Gines y co. que han sido regladas, se las pasan por...ahi... en algunas provincias donde se sigue sin entregar nada gratuitamente. Son conocidos ya los casos de este ultimo anio y pico y las chicas discapacitadas mentales a las que se les negaba el aborto LEGAL.
Lo que mas me jode, es que una religion -o sus preceptos y sus abanderados- se metan a decidir la vida de todo un pais...adonde vive gente de todo tipo y color. Yo soy atea, y me parece que la decision de un aborto, como bien decis vos, es muy personal y desgarradora. NO lo decide Dios. Lo decido yo, la duenia del utero y la que va a llorar despues.
SAlut!

Mónica dijo...

Imagino que mi comentario no va a caer simpático porque todas están de acuerdo con tu post. De hecho yo, hasta hace un par de años, pensaba igual. Hasta que después de 3 interminables años de infertilidad, pude tener a mi hijo. Ahora me encuentro nuevamente en ese camino horrendo y frustrante, porque llevamos nuevamente más de un año buscando otro bebé que no llega. Me encantaría que cada una ejerciera su libertad de acción... pero también estaría bueno que, si no los quieren / no los pueden mantener / no los desean / etc. los entreguen en adopción a las miles de familias que sueñan día a día con ser padres.

padawan dijo...

mónica: yo no sé en la argentina, pero en colombia si algo hay son niños esperando ser adoptados. por cientos. y creo que la cifra se multiplica cuando pensás en países aún más pobres. otra cosa es que a muchos de quienes quieren adoptar sólo les sirvan los niños de cierta edad, de ciertos rasgos, de cierto carácter, de modo que los que más necesitan una casa suelen quedarse a envejecer en los orfanatos. sí alguien ha de no abortar para dar el niño en adopción, que sea porque su corazón le dicta. no para que quienes quieren adoptar tengan más -y más lindas- opciones.

Anónimo dijo...

No puedo creer que tanta gente piense asi, como vos. Abortar, es matar... Una cosa es una nena que fue violada, pero una persona normal, que tuvo relaciones y no se cuido, o se cuido y le fallo el metodo anticonceptivo...No comprendo como una persona normal puede elegir matar a su propio bebe.
Si tiene muchos hijos, como dice en tu post, que lo de en adopcion que seguramente va a ser mejor a que lo maten. Y si no tienen dinero ni hogar que hagan lo mismo y lo den en adopcion.
Vos decis que hay que tener la posibilidad de decidir que hacer cada uno con su vida, pero...Quien decide por el bebe???
Si vos no matarias a una persona, porque matarias a un bebe y encima a tu bebe??
Creo que en vez de permitir el aborto, habria que concientizar mas a la sociedad acerca de los metodos anticonceptivos.
Me imagino si despenalizan el aborto, todas las minas que cojen por cojer sin cuidarse abortarian...No puedo creer como vos y tanta gente estan a favor de matar a una persona.
Agustina

Verte dijo...

Agustina, nadie está a favor de matar una persona.
Está probado que prohibiendo el aborto no impedís que las mujeres aborten. En Argentina está penalizado, y a pesar de esto se hacen muchos miles de abortos ilegales por años. Y las mujeres mueren por esto.
Lo que estamos diciendo es que, ante el hecho consumado, la mujer que decide abortar (sin importar lo repudiable que sea el acto) lo haga en mejores condiciones sanitarias.

Verte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ro dijo...

Impecable. Pienso exactamente lo mismo, intento ponerme del otro lado y no encuentro argumentos.
Saludos.

Anónimo dijo...

La verdad es que no puedo creer que gente diga "dalo en adopción, hay tanta gente que quisiera adoptar hijos", entonces me pregunto yo, porque hay tantos nenes en los orfanatos? Si querés adoptar hijos, la única traba es el estado este que tenemos que te pone todas las dificultades, pero algo que no creo que falte son nenes para adoptar, x lo q creo que si todas las mujeres que abortan dieran sus hijos en adopción, sería un caos ya que no habría como sustentar a todos esos pobres chicos que seguro terminan pidiendo monedas en la calle para drogarse.
El tema de que la religion que hay en este pais se nos imponga, es una cagada, es verdad, yo soy atea, pero entiendo que estoy en un pais catolico, y la constitución dice que las leyes se van a regir según esa religión, sabés lo q te diria macri, si no te gusta, andá a un pais donde sea legal............una mierda, como todo en este país, pero va a ser hasta que algun día dentro de muchos años mueran tantas mujeres x los abortos, que decidan hacer algo.....
Y con respecto al que dice que estás matando un bebé...me parece que ahí está el límite, cuando es bebe? Me parece que un feto, es un feto, no un bebé, en qué momento se considera bebé? vos crees que una cosa que apenas tiene células es un bebé? entonces, no matemos a los gérmenes, son bebes...matar a un bebe es cuando ya tiene corazon, manos, cerebro, y un cuerpo, ahí es matar, pero con apenas 1 mes, me parece q todavia no podemos decirle "persona"

Anónimo dijo...

O sea: como mi niño va a ser pobre y va a sufrir porque yo no lo voy a amar, y como no tengo garantías de que alguien más lo querrá, mejor lo mato.

¿Se puede matar por amor? Si es así, entonces ¿para qué hay leyes que sancionan a los hombres que matan a sus mujeres? Si ellos juran que aman tanto a sus parejas...

Claro, si es tan fácil salvar el pellejo lloriqueando que no hay salida y decidiendo matar a alguien más. El próximo paso será matar a los niños de los orfanatos, para que no sufran, pobrecitos.

Silvia dijo...

Con ese concepto entonces deberían despenalizar cualquier otro delito, total si lo piensa hacer lo va a hacer de todos modos?

Además va mucho más allá del tema que la mujer decida sobre su cuerpo y todo eso.

Estoy segura que la muerte es la consecuencia mas leve al lado de lo que va a padecer el resto de su vida sabiendo que mató a su propio hijo.

La Tigresa Márquez dijo...

Perdón pero eso es una idiotez. Salidas siempre hay. ¿En dónde está la salida? En acciones que para ustedes evidentemente son pecado mortal: TRABAJO. ESFUERZO. SACRIFICIO. RESPONSABILIDAD.
¿Para que tienen sexo si no quieren tener hijos? Que nadie me salga ahora con que el sexo no es sólo para tener hijos, porque ese no es el punto; el punto es que cuando hay relaciones sexuales, hay posibilidades de embarazo. Si uno es adulto para tener relaciones sexuales, tiene que ser adulto para hacerse cargo de las consecuencias y no es justo que un inocente pague con su vida las calenturas de sus padres.
El aborto tiene que seguir siendo ilegal como el asesinato que es, los que hacen abortos ilegales tienen que ir a la cárcel que es donde tienen que estar, y a la gente de bajos recursos darles las ayudas que necesitan, pero ayudarlos a vivir, a salir adelante y no a asesinar a su descendencia y si las mujeres se mueren, puede sonar cruel pero me chupa un huevo; a ellas no les importa matar a sus propios hijos, a mí tampoco me importa que se mueran ellas que no son nada mío, es más, si se mueren, que se jodan por asesinas y egoístas. Por algo se dice que el que a hierro mata, a hierro estira la pata...

Martín dijo...

Te felicito por el post. Por otra parte, hay que tener en cuenta esto: Ginés González García puede estar a favor de la despenalización del aborto, pero los Kirchner están en contra. No es una oposición muy tajante, pues de estar absolutamente opuestos al aborto hubiesen reformado el artículo 86 del Código Penal para terminar con los abortos no punibles, pero tampoco se atreven a despenalizarlo por completo. Y a partir del 10/12, Ginés va a dejar de ser ministro de Salud para pasar a ser legislador porteño; nadie sabe si CFK (cuya oposición al aborto está basada en la traumática perdida de un embarazo en los '80) nombrará a un ministro de perfíl similar o con un perfíl más conservador.
Saludos