11 mayo, 2007

Antes.

Que pasó?
Tengo 33 años. Mi familia fue siempre clase media.
Creo que tuve 2 Barbies, y a eso de los 12 años.
Uno de los paseos familiares era ir un domingo cada tanto al Italpark.
No tenia compu, ni Playstation, lo más parecido a eso era el "Simon" o el "Pocketter".
Nunca fui a una colonia de vacaciones.
Mis viejos me llevaban al cine "los Ángeles" cuando era el estreno anual de alguna peli de Disney.
Fui al teatro siendo "grande".
No había Mc Donalds. Solo Pumper Nic y era todo un evento ir.
Lo más parecido a un pelotero era la plaza del barrio.
Las salidas del fin de semana eran decretadas, elegidas y fiscalizadas por los "grandes".
No se nos ocurría exigir, recreación.
Tenia que "entretenerme" con los juguetes que tenia y con mi hermana (siete años menor!).
No había cable y mucho menos un canal que transmitiera 24 horas al día dibujitos. Esperaba con una ansiedad incontrolable, las 5 de la tarde que empezaba "Telejuegos" con Gachi Ferrari.
No había tantas golosinas, y las "mielcitas" eran todo un manjar.
Los cumpleaños eran en casa y con algunos compañeros y primos, no se nos ocurría contratar música con animación e inflable.
No tenia grandes placeres, pero cuando eran, eran.
No me acuerdo de haberle dicho a mamá "estoy aburrida", simplemente porque eso no ocurría. Siempre había algo que hacer, que pensar, con que jugar.
Donde quedo todo eso? Cuando nos empezamos a transformar en esclavos del aburrimiento de nuestros propios hijos? En que momento los fines de semana se convirtieron en una maratón de salidas, cumpleaños, funciones?
Fue la culpa de la presencia parcial, lo que nos jugó en contra?
Esta bien, que una chica de 6 años se despierte un sábado a la mañana preguntando "cuales son los planes para hoy?, a donde vamos?, estoy aburrida".
Donde está el limite?
Desde cuando y por que, permitimos que dos personas que no llegan al metro de estatura, digiten nuestro tiempo?
Está bien?
Me pasa solo a mí?

37 comentarios:

mariae81 dijo...

Hola alfonsina!! como estaS?? no se si estará bien, pero a mi tambien me pasa!! y cuando por alguna razon falla el presupuesto y el bolsillo "lo manda" y tenemos q quedarnos en casa, pareciera q una catastrofe abatio a la familia, con caras largas y poca paciencia, se intenta resignar con algun otra cosa.
Igual, no se bien como manejar el tema, se te ocurrio alguna idea para parar??? y volver a empezar sin tanta aceleracion?!

Alfonsina dijo...

Darlos en guarda hasta que consigan su primer trabajo, no vale, no?
No, María, la verdad que no se que hacer. Por ahí si entre todas pensamos un poco se nos ocurre alguna solucion,pero por ahora a mí nada.

Verte dijo...

Hace mil que quería comentar este post, esta buenísimo.
Cuando todavía no teníamos a Ramiro, con mi marido fuimos de vacaciones a Mar de las Pampas y nos cansamos de ver pendejos empacados tirados llorando abajo de un pino, rompiendo las bolas en los restaurants y portándose para el traste en gral. Justamente hablábamos de esto. Que diferente fue nuestra niñez (y nuestras pretensiones) a la de los chicos de ahora. Un beso,

Mónica dijo...

Por Diossssss! Qué identificada que me siento!!!!! Mi hijo de un año y medio y escasos 90 cm digita nuestra vida a su total antojo. Y no creo que sea simplemente porque sabe que su gestación haya sido un verdadero milagro, no, no, estos chicos ya vienen con la idea incorporada de que somos sus exclavos absolutos. Lo amo, no hay dudas de ello, pero a veces necesito decirle... Mateo, por favor, no puedo estar TODO EL DÍA haciendo malabares para que "te entretengas". Y coincido también con que en parte es porque laburamos y la culpa nos mata, y el cansancio nos agobia y no queremos "que se aburran".
Igualmente... si alguien la tiene más clara que yo (creo que todos!!!), please, se aceptan consejos, ji, ji, ji. Besos y adoro el blog!

Far and Away dijo...

Creo que a todas nos pasa mas o menos lo mismo. Yo tengo un hijo de 3 y medio y dos hijos del corazon (son hijos de mi marido) de 12 y 14. Yo veo que se llego a esto porque de una manera u otra nosotros los grandes lo incentivamos sin darnos cuenta. Desde que son chiquitos con tal de que nos dejen hacer algo tranquilos les ponemos un video, o para no quedarnos horas leyendo un cuento o inventando una historia les ponemos el cartoon network para que se duerman, para no escucharlos pelearse como gatos enjaulados los sacamos a cualquier lado y pagamos lo que sea. Yo conoci a los hijos de mi marido a los 4 y 6 respectivamente y me di cuenta que no sabian jugar solos, simplemente porque nadie se sentaba con ellos a enseñarles a jugar. Y lo trate de hacer. Y desde que nacio mi hijo lo trato de hacer. Sinceramente a veces me resulta muyyy dificil. Es mas sencillo otro programa antes que sacar las acuarelas, la masa, sentarme reventada en el piso a armar rompecabezas o perderme el programa de las 7 por jugar al papa y a la mama.
Uy creo que me extendi mucho, pero basicamente queria decir que tenemos que tratar de que los chicos valoren el tiempo que estamos con ellos sin que lo importante sea salir y comprar. Aunque esa siempre me resulte la oferta mas tentadora. Trato de resistir.
Cariños Alfon, me encanto tu reflexion.

Gragry dijo...

A mí me pasa más o menos igual. O peor, si se quiere. Soy técnica nacional en tiempo libre y recreación (pavadita de título ¿no?) entonces cuando un pibe me dice "estoy aburrido ¿qué puedo hacer?" me clava un cuchillo donde más me duele.
El otro día estaban los 3 yirando por la casa después de una sesión de play station de tres horas (una por cabeza). Caras largas, agarraban algo y lo dejaban, se tiraban en los sillones, subían, bajaban.
"Estamos aburridos". Me dicen cuando les pregunto. Ahí me salió el siguiente discurso.
Hagan algo, jueguen, dibujen, lean, construyan, saquen los caracoles del compost, persigan al perro, laven el auto. Yo les enseñé a administrar su tiempo libre, les compré muchos juguetes y muy variados. Les enseñé a crear sus juguetes, a compartir con sus hermanos, a inventar historias y juegos de mesa, a leer un libro en familia. Ya tienen edad de hacerse cargo de su propio tiempo libre. Son tres, pónganse de acuerdo y ensayen una o varias posibilidades así cuando se aburren de una, tienen otra para seguir.
Se quejaron, argumentaron que no les gustan los juguetes que tienen (los que les gustan son los que están en cajas pq estamos en un hogar transitorio), que no quieren leer, que están cansados como para salir al patio a patear la pelota, que querían ver la tele... Miles de excusas.
No hay tu tía. Resuélvanlo.
Grrrrr se escuchaba mientras subían a su pieza. Grrrr y palabras encendidas mientras estaban ahí encerrados. Después bajaron y no los escuché en un buen rato.
Habían escrito un cuadro en la pizarra de la pieza: Juegos
Aventuras, Policiales, Pelea. Y lo completaron con una lista.
Empezaron a jugar al primero, no se coparon, siguieron con el segundo y así hasta que engancharon.
En realidad a mis hijos les cuesta arrancar con cualquier juego después de una sesión de juego electrónico. Por eso la regla inamovible de que luego de un juego electrónico hay juego libre. Tardan un rato, pero enganchan, siempre enganchan.

Todos Gronchos dijo...

Meteles una patada en la cabeza y listo.

(sin culpas)

Renegado dijo...

Que loco. Tu infancia es un reflejo de lo que fue la mía. Me hiciste dar una nostalgia bárbara.
Era todo tan simple antes.

Alfonsina dijo...

Gracias!!! no soy la única!!!!
Gragry, lo tuyo es tremendo, sos técnica en todo eso y también sufris de "mamá estoy aburrido!".
Entonces que nos espera a los simples mortales que no se me ocurre otra respuesta más que "no se, fijate si encontras algo para entretenerte".
Dios, estoy al horno!

Todos gronchos,
Lo de la patada lo pensé varias veces, pero no es un poco traumatico? Los honorarios del analista me van a salir un huevo, no?

Renegado,
Se nos cayó la cédula. Disimulemos, que nadie se dé cuenta...

Todos Gronchos dijo...

Vos dale sin asco.

Más daño les hará darse cuenta que te manejaron con la culpa desde que apenas sabían hablar.

Drástico, sí, pero a la larga le tomás el gustito...

*cone* dijo...

les pasa a todas, nos pasa a todas. en mi caso lo que tambien noto, es que los tiempos de juegos son terriblemente cortos. y es hacer varias cosas a la vez. por ejemplo si uno esta jugando con la play y el otro esta armando un rompecabezas, estan intercambiandose ideas entre si! Lo unico que les lleva tiempo de entretenimiento es la computadora o la play, el resto de los juegos cuesta mantenerlos sentados y apasionados sobre todo. Es como vos decis, antes a nosotros nos daban dos maderitas y una muñeca y haciamos un mundo en base a eso y nos pasabamos toda la tarde enfrascados en ese mundo. Ahora por la sobre estimulación o vaya a saber que, los pibes te caminan la cabeza y te manejan a full!. Paciencia.
Debo encontrar un post que habia subido aca hace un tiempo y despues saque. Era sobre los juegos que haciamos nosotros cuando eramos chicos, en base a una pregunta que me habia realizado Juanx un dia. Lo buscare y lo volvere a subir, asi recordamos un poco que haciamos.

Besos linda

Maru dijo...

A mi humilde entender y tal como dijo Cone, los chicos estan hiper estimulados.
Esta semana me pasó algo loco, caimos los tres engripados mal y típico del hombre mayor de la casa, el simple hecho de tener un resfrío es la muerte, pero la cosa es que los tres estabamos en identicas condiciones, el enano aburridisimo porque nada lo entretenia (no tiene 2 años todavia), jugamos con masa, con témperas, con imanes, a la pelota, bailamos, corrimos, etc todo eso en una hora y 10 minutos, hasta que me "avivé" que encanutado tenia un dvd de Lazy Town y ahi recién me dejó tiempo para decir "la puta madre yo también me siento mal".
Como cambian las cosas...

Anónimo dijo...

Yo no tuve ni siquiera Barbies. Tuve una Cindy, que era morocha y me parecía más linda. En el resto, me he visto reflejada como todos. Yo también me he preguntado a menudo por qué mi madre podía llevarme a donde fuera (a hacer compras, al banco, al médico, a la casa de un familiar) y yo me quedaba sentadita y callada, y a lo sumo me daban crayones para pintar, y yo no puedo hacer nada con mis hijos porque se suben por las paredes y putean y joden a más no poder, y toda mi vida gira en torno a ellos y sus actividades. Pero... y aquí espero la envidia de todos, mis hijos no se aburren (una buena!). El mayor tiene una capacidad lúdica a prueba de todo. Yo le "regalé" el comedor, la tele del comedor y él lleva todos sus juguetes y arma ejércitos, grupos, organizaciones secretas, no sé qué cosas, pero se la pasa horas y horas jugando (con la tele prendida de fondo), y por supuesto después no junta nada, pero no jode en toda la tarde. Y el menor hace lo que le dice el grande. Y si algo falla, gracias a Dios por la televisión.
Verónica (en anónimo para ahorrar tiempo)

Alejandra dijo...

Guau Alfonsina, me sentí re identificada con el post... Tal cual mi infancia.
Y tb padezco el "estoy aburrido" de Agustín, que con 3 años y medio, me cuesta que aprenda a jugar solo. Y me dá mucha bronca tener que recurrir a la tele o alguna peli para tener 5 minutos para mí.
Espero que cuando Sofía, de 16 meses, sea un poquitín más grande puedan entretenerse juntos.

Besos

El Pragmatico dijo...

La verdad que me emocionó leer todo eso, por una cuestión generacional viví la mitad de las cosas que enumerás.. (año de natalicio: 1986) pero tenes toda la razon! Para mi..infancia era la de antes!

Gragry dijo...

Este tema moviliza, y mucho. Es evidente.

A ver, propongo que hagamos una encuesta a nuestros hijos y les pidamos que nos digan, no sé, 5 juegos preferidos y compartamos la experiencia en un post.

Creo que nos serviría para evaluar sus gustos (que más o menos conocemos), compararlo con los de sus pares y proponer otras actividades a la familia.

¿Se prenden?

Alfonsina dijo...

Gracias a todos los que comentaron en este post, evidentemente es un "tema".
Me parece buenisima la idea de Gragry (que con tecnicatura y todo, esta tan perdida como nosotras/os), asi que hoy mismo consulto a mis cachorras y escribo.
Besos y gracias

*cone* dijo...

uy buenisimo! les pregunto esta tarde!

Alfonsina dijo...

1) Casitas
2) Vendedora de super
3) Cuentos
4) Tele con mamá
5) High School Musical (consiste en que ella baile las coreos de la peli, como si fuera un show de verdad y que su hermana y yo nos plantifiquemos como si fueramos el publico)

Alguien mas va a contestar?

Argenlibre dijo...

¿Sabías que menos del 0,5% de los argentinos residentes en el exterior votaron en las elecciones nacionales del 2003?

En el 2007, Argentinos… a Votar!!!

Sin importar tu estatus migratorio, realizá el cambio de tu domicilio y registráte para votar antes del 30 de Junio del 2007 en el Consulado Argentino más cercano a tu domicilio y votá en las elecciones Nacionales del Domingo 28 de Octubre del 2007.

Para más detalles consultá con tu Consulado o en ¿Cómo Votar?

Invitamos a todos los argentinos y las asociaciones de argentinos en el exterior sumarse a la campaña Argentinos a Votar!. Hacé correr la voz, contále a tus amigos, familiares y conocidos
http://www.argentinosavotar.net/

http://argenlibre.blogspot.com/

Malena dijo...

Hola, me resultó muy interesante este post. Me parece que a lo que dijeron acerca de como entretener un hijo sin morir en el intento sería bueno agregarle la idea de que aburrirse no es pecado. Digo, tal vez una distancia marcada con nuestra infancia (la de los treintañeros y tanto) sea que cuando éramos chicos y nos aburríamos (porque yo sí tuve momentos de embole) no se vivía esto como una tragedia sino que se situaba en el mismo nivel de los momentos de "hacer"; es decir, había momentos de juego, de intercambio con papá y mamá, de salidas y otros que eran ocio. Ocio puro, liso y llano; no del creativo... Pero nadie se afligía por nuestro ocio sino que era tomado como una instancia más en nuestro caminar por la vida. Era natural estar sin hacer nada en algún momento y era natural inquietarse , mufarse, romper las bolas por estar aburrido. Tal vez nosotros como padres estemos inquietos por que los chicos no se aburran y olvidamos que el momento del "embole" es un espacio más, constitutivo del crecimiento en el que la mente y el cuerpo descansen para afrontar otros momentos de actividad...
Respecto del ranking, van las cinco actividades que más le gustan a mi hija de casi dos años
-cocinar (jugar a cocinar y/o cocinar de verdad)
-dibujar, pintar y pegar figuritas
-salir a la calle y pasear mirando arboles,gentes, perros, motos, autos, colectivos, bicis y taxis (futura secretaria de transporte??)
--hacerle upa a la gata, retarla y jugar a la mamá con ella
-mirar una peli

Malena dijo...

perdón, olvidé decir que soy Julia, la mamá de Malena...

*cone* dijo...

power rangers (a full)
play
compu
generala
juego de la vida (con mama, porque cuenta la plata)
pelota y mas pelota
basquet
bailar (este el mas chiquito)
dibujar entre los tres

yaveremos dijo...

Esto es lo que me dijo mi hija de 6 años cuando le hice la encuesta:

- Jugar a las Barbies
- Jugar con la compu a Discovery Kids o Disney
- Jugar a las muñecas
- Disfrazarme
- Jugar con mis amigas a compartir

No suena tan mal, no? el tema es que todo lo demás sigue pasando. Me da pánico y vergüenza admitir que muuuuuchas veces recurro a la tele para que, por ejemplo, yo pueda estar haciendo esto.
El mas chiquito(cumple 2 en Septiembre) está re copado con barney, y aprovecho eso, para ponerle 25 veces por dia las 3 difrentes películas que tengo del dinosaurio fucsia.
Lo peor es que...yo también me aburro.
Y también quiero"planes" para estar haciendo cosas.
De cuarta.
Un horror.
No se, gente....si a alguien se le ocurre como podemos hacer para poner un freno(si no es tarde, avisen.
Beso.

Anisett dijo...

tengo 22 años, soy tia de una nena de 6 años y pienso exactamente lo mismo. de chica no se me ocurria ni siquiera SUGERIR que cambiaran el canal durante la cena para ver X programa de la tele, porque "los grandes" tenian que ver el noticiero. me parecia una injusticia pero lo aceptaba. y cuando me aburria, leia o me ponia a revisar en un cuarto de lo cachivaches a ver qué encontraba. no se me cruzaba por la cabeza proponerle una salida a mis padres, es más, hasta me daba cuenta de cuando me malcriaban y solia decir "no" cuando me preguntaban si quería que me compraran tal cosa porque era consciente del dinero que se gastaba.

esto de ser tia me sirve muchisimo porque me pienso a mi misma como madre y me permite establecer ciertas pautas para cuando tenga hijos. me exasperan terriblemente los caprichos de los chicos de hoy. la tecnología les esta haciendo muy mal, los pibes se olvidan de leer, de imaginar, de jugar, de crear. hasta me da miedo el futuro de estos chicos.

un beso

Malambo dijo...

Nunca lo comento entre mis amistades porque me parece una posición demasiado exagerada, pero creo que el aburrimiento de los chicos es culpa del consumismo.

El consumismo, para sobrevivir, necesita apartarse poco de una norma, de manera que nos convierte a todos, incluso a los niños, en normales dependientes. Todos tienen más o menos las mismas expectativas y sueños, y el mercado colabora en que no se aparten mucho. De esta manera puede satisfacerlos con la menor inversión y el mayor rédito.

Así, el abanico de la imaginación de nuestros chicos cada vez se cierra más sin que nadie se preocupe por abrirlo. Se acostumbran a escuchar música monótona tocada por grupos monótonos, a jugar siempre con el mismo juguete encarnado en diferentes versiones cada vez más caras, a consumir la misma comida en diferentes presentaciones... bueno, para qué abundar.

Con la imaginación exigua, presa del mercado, no es difícil que los chicos se aburran... y vuelvan al escaparate de la diversión monótona.

juanaragon dijo...

Yo me quedé en el Winco. No tengo televisión ni playstation ni emepetrés ni teléfono móvil. Cuando estoy aburrido porque me quedé sin nada para leer, oigo radio, una chiquita que tengo. Sé que hay un señor Tinelli que tiene un programa en la tele, porque no vivo en la estratósfera. Y tango computadora. Porque, de entre todos los inventos modernos, creo que tengo el derecho a elegir cuál sí y cuál no. También tengo una hija de tres años que si me llega a contradecir le arreo una patada en el occipucio que la hago aterrizar en Roque Sáenz Peña, Chaco. Yo sé qué es lo que le gusta y le va a gustar, yo sé qué quiere y qué no quiere, yo sé qué le conviene y que no. Cuando sea más grande, ella sabrá, mientras, soy su padre. Si ella a su edad, mandara en casa, el otro díaya nos hubiéamos muerto en una explosión, porque el otro día porfiaba en encender el gas y dejarlo así. ¿Tengo que hacerle caso yo a ella o ella a mì? He resuelto el asunto decidiendo que -dado que tengo dos dedos de frente, más edad que ella, más experiencia y más raciocino- en caso mandan su mamá y yo, en ese orden. Lo lamento por la psicología moderna, pero en casa la única reina es mi mujer. ¿Yo?, bueno, yo soy el rey león. Mi hija, por el momento juega de soldado raso.

JUAN dijo...

Mi viejo dice que a los pibes habría que tenerlos cuando ellos ya anduvieran por los 18.

21 dijo...

Juan Aragón:
La psicología moderna ESTÁ DE TU LADO. Totalmente. Y los que dicen que no, están interpretando muy mal la psicología.

Ahora a todos y todas...
Soy psicóloga; todavía no mamá, pero sí hermana, prima, tía, MAESTRA, y terapeuta. Experiencia tengo.
¿Qué se le dice a un niño cuando dice "estoy aburrido"? Le respondés si te ve cara de payaso o qué. Tu obligación NO ES divertirle al niño. Un niño DEBE SABER divertirse solo. Un niño que no sabe jugar solo, más tarde no sabrá manejarse solo en el mundo.
Mamás, dejen de desesperarse. Pareciera que todas buscan una receta mágica que de un día a otro haga que sus hijos se frenen. ¡Tal receta no existe! Aprenderán con el tiempo. Sean firmes, explíquenles qué pueden hacer y qué no mientras "investigan qué hacer". Los niños se portan mal porque nosotros no les enseñamos bien que eso no se hace...
Puede ser que sea la culpa de estar a tiempo parcial. Qué se yo.
Pero hay que pararlo... y siempre es mejor hoy que mañana...
Mi intención no es mandarle al cuerno a nadie, sino que entiendan que deben dejar de ser esclavas de sus hijos! Y eso se hace "dejando de serlo", diciendo no va más y punto... es una carrera de resistencia, en donde los chicos van ganando lejos. ¿Cómo un mocoso absolutamente dependiente va a ser más fuerte que la mujer hecha y derecha de la cual depende? ¿No es un poco paradójico eso?

Turchio dijo...

Chicas, todo bien, pero ¿De cojer nada, no?

eli dijo...

Llego algo tarde así que no entré en la encuesta. El consumismo no es un problema tan grave en casa porque yo nunca lo practiqué y sé decirle no a lo que no tiene sentido, y cualquier dinero es mucho si se invierte en un despropósito. Pero sí comparto el "meaburrismo": mi hija de 10 años lanza la frasecita cuando apenas acaba de terminar una tarea del cole, o de comer, o llegó de natación...
Siempre costó que jugara sola y mi impresión es que el temor al aburrimiento pasa porque no saben qué hacer con sus cabezas cuando no están consumiendo algo predigerido y tienen que darse cuenta de lo que piensan y sienten.
21, avíseme si estoy muy equivocada.

Perdida en el espacio dijo...

Creo que es cuestión de saber poner limites y mantenerlos.

Por qué nunca los padres son inflexibles a la hora de decir "No toques el enchufe" y a la larga el niñito aprende y obedece??.
Será que los padres no tenemos ese mismo "cuidado" para sostener las demás reglas?.

Particularmente, en mis 39 años de vida y en mis casi 5 años de madre, aprendí muchas cosas y en lo que respecta a mi hija siempre traté y aún lo mantengo de acompañarla en el juego, en los cuentos, en mirar la tele y en mirar una peli.
Yo sé que a veces es un embole pero sirve para cuando contesta mal por algo, compararla con las hermanastras de Cenicienta, o mismo cuando llora por algun capricho resaltarle las cualidades de sus princesas favoritas que ante las vicisitudes por las que pasaron NUUUUUNCA una queja, a lo sumo un pequeño lamento.

En fin, los juegos, los espacios, y el tiempo que compartimos con ellos tiene que ser pleno y también ellos deben entender que necesitamos nuestros propios espacios de adultos.

Como alguien dijo por ahí... ¿De cojer nada?.. y yo digo. Siiii, como que no?. Los hijos nacieron de un amor y del tiempo que pudimos con nuestra pareja estar juntos, así que eso no hay que perderlo por nada del mundo. (pero eso es para otro post creo no?).

Por lo pronto, madres, padres... relájense y decidan a disfrutar un poco más con ellos. Anímense a apagar la tele y a involucrarse un poco más en sus vidas. Muchas veces se podrán sorprender de lo agradecidos que ellos estarán por eso.

Saludos

Sophie

lununa dijo...

Mi hija(8 años) ya no se aburre: se mete en su cuarto pone musica y canta, baila, juega a high school musical, organiza unos telenovelones increibles con las barbies de protagonistas, o simplemente lee. Mas o menos lo que hacía yo a su edad, aunque ella no se engancha ni con rastis ni legos que a mi me encantaban. Lo del aburrimiento y otros berrinches lo solucioné cuando me avivé que me estaba manejando la culpa y le pagué con la misma moneda: "¿A vos te parece, con todas las cosas que ya tenes, pedirme mas? ¿No ves que tengo que trabajar para pagar todos los gastos y las cosas importantes, y no me alcanza? ¿querés que trabaje mas horas para comprarte la playstation, y no te vea nunca?"
Tendré que pagar muchos años de psicólogo el día de mañana, pero con ese método no solo empezó a arreglarse con lo que tiene, sino que además tiene consideración por mi cansancio, y mi mal humor cuando lo tengo.

Anónimo dijo...

Hola a todos, yo soy de Puebla México, y es curioso ver que a pesar de estar a varios miles de kilómetros a mí me pasa lo mismo, mi hija que tiene 5 años, pregunta los sábados por la mañana, qué vamos a hacer hoy? ir al cine? o algún centro comercial?. Creo que el problema es de nosotros, en algún momento me llegó un e-mail que decía que las personas de nuestra generación (al rededor de los 30 años) somos del grupo de padres buenos y no buenos padres, pues queremos darles a nuestros hijos, lo que supuestamente a nosotros nos hubiera gustado que nos dieran, sin embargo, lo hacemos en extremo y por eso los chicos rigen nuestro tiempo.
Saludos desde México
Susana (sucuenca@siu.buap.mx)

seb dijo...

esa cosa de que nuestra época fue mejor, la tienden a decir todas las generaciones.
capaz es mejor dejar que cada uno viva su propio tiempo, y considernos felices por ser testigo de tanto cambios

Veroka dijo...

La épocas cambian, yo vivía en una casa ENORME, mi casa era mi lugar preferido para jugar, trepaba techos, me pasaba a la casa vecina, en fin , todo lo que se les pueda ocurrir... Jugaba con mis hermanos, tambien vivian con nosotros mis primos mas algun amigo que se sumaba, eramos una banda, la palabra "aburrido" no existía para mi. Ahora, todo cambió, mi hijo es unico, vivimos en un depto, yo trabajo todo el dia, (el va al cole todo el dia)en las vacaciones tengo la suerte de estar con el , ya que soy docente, pero no me vuelvo loca haciendo colas y tirando la plata. Salimos a andar en bici (yo con mi bici , el la suya) fuimos al Jardin Japones (UN PLACER), jugamos en casa, pintamos, fuimos al Museo de Ciencias Naturales, y al cine. No nos enloquecemos, y si quiere algo que es muy caro o no conveniente, aparece el "NO" con la consabida explicacion. A mi por ahi me pasa que mi hijo disfruta estar en casa, invita a algun amigo a jugar, ve tv o videos(que normalmente no puede ver porque esta en el colegio), dibuja mucho, se disfraza, juega.
Cada tiempo tiene lo suyo, abría que animarse a descubrir paseos o actividades diferentes, no?

Veroka dijo...

Ah! Me olvidé de decir que no tengo Cable ni Play, digo, se puede sobrevivir sin ellos...