01 junio, 2006

BEBÉS EN CUOTAS

En el suplemento del Mundial, que salió en el Clarín de hoy, había una publicidad a página entera que me dejó llena de dudas.

Decía: "Sólo pagás si lográs el embarazo (consultar condiciones en Fecunditas). Facilidades hasta en 24 cuotas. Tarjeta de crédito. Fecunditas"

Primera cuestión, ¿por qué una publicidad destinada a las mujeres en el suplemento del Mundial, que difícilmente muchas lean? ¿Sería posible que esta empresa médica esté jugando con los sentimientos masculinos durante el Mundial? Veamos un ejemplo: ella quiere quedar embarazada y no logra. El marido, hasta ahora, no se ha preocupado mucho por el tema. Pero viene el Mundial y quiere disfrutarlo tranquilo, tener la TV a su disposición y, de ser posible, no ser interrumpido por consultas femeninas, ni hacer el amor en los horarios de los partidos. Entonces: él sabe que lo suyo sólo lleva unos minutos, un par de videos XXX, y un frasquito. Veinte minutos de trabajo para varios meses de tranquilidad. Vale la pena. Ella será la que tenga que ir a las consultas, inyectarse las hormonas, hacer las fertilizaciones. Ella es la que tiene un óvulo por mes, él puede ocuparse de lo suyo en cualquier momento.
"¡Mi amor!, vení. Me decidí. Vamos a hacer el bebé. Vos andá pidiendo el turno, que no se superponga con ningún partido, y te prometo que por las próximas semanas te dejo tranquilísima para que te ocupes del asunto".

Segunda cuestión: como se paga solamente si se logra el embarazo, ¿no puede ser que, inconcientemente, la mujer se boicotee a sí misma, y no logre embarazarse para no pagar, ya que todas llevamos un registro genético que dice: "mejor barato. Regalado lo que sea".

Si lográs quedar embarazada, pero lo perdés dentro del primer trimestre, como sucede con uno de cada tres embarazos, ¿se paga igual?
Claro, son vivos, ahí está la trampa: dice "embarazo", no dice "neonato".
Pero insisto; si lo perdés, que nos ha pasado a tantas, ¿te dan otras dos chances por el mismo precio?

Si una empezó a pagar, tiene el bebé, y luego se arrepiente porque este llora mucho, y como todavía no llegó a pagar ni 15 cuotas, ¿se puede dejar de pagar?

Si una queda embarazada de mellizos, ¿son igual 24 cuotas ó 48? Y con trillizos, ¿habrá descuento?

La empresa, ¿tiene convenio de descuento con alguna tarjeta de crédito? Porque por ejemplo mi tarjeta de crédito me hace descuento los domingos en nafta. ¿Habrá una tarjeta que descuente el 20% si el embarazo se logra un día martes?

En las condiciones de Fecunditas, ¿se acepta cualquier tipo de embarazo y cualquier tipo de bebé? Digo yo, si se produce un embarazo ectópico, ¿igual se considera embarazo y hay que pagar las 24 cuotas aunque no se pueda tener un bebé? Y si la pipeta con la que se hizo la fecundación estaba sucia, y una tiene un bebé de otra raza, ¿también se paga, o podés quedarte con el bebé pero te devuelven las cuotas?

Ahora... si el parto resulta dificultoso, ¿se paga lo mismo? En las 24 cuotas, ¿está incluído el parto o hay que pagarlo aparte? Y el plan que elijas para pagar el parto, ¿tiene que ver con que te pongan peridural o te hagan episiotomía, o no?

Y si una se arrepiente antes de lograr el embarazo y pide la restitución del dinero, con lo difícil que es eso cuando se paga en cuotas, y te dicen que no, que las cuotas igual se seguirán debitando, ¿podés pedir que por ese precio te den, por ejemplo, una TV de plasma?

Y si una no tiene tarjeta de crédito, y por ejemplo lleva a una buena amiga el día de pago, para que le preste la tarjeta y firme, ¿el embarazo lo debe lograr la amiga o puede seguir intentándolo la que hizo la primera consulta?

Y lo más importante, las cuotas, ¿tienen interés? Porque con interés deberían incluir al menos un moisés y un cochecito, digo yo...

¿Y si una paga las 24 cuotas y justo hay otro corralito, o quiebra, o simplemente se queda sin plata, tiene que interrumpir el embarazo o devolver al bebé?

¿Y si se larga la inflación, se respetan los montos de las 24 cuotas, o te ofrecen otro embarazo a los dos años, a mitad de precio, para compensar el aumento?

Y si se paga en efectivo, ¿hay descuento? ¿Te ofrecen un embarazo de la misma calidad?

¿Se aceptarán planes de pago con la sola entrega del documento de identidad, o temerán que una vez embarazada te largues y no vuelvas más?

Qué quieren que les diga... me resultó muy complicado.

12 comentarios:

Ruth dijo...

Ay, lo que me he reído! Muchas gracias por tu análisis tan concienzudo, yo nunca doy tantas vueltas a las cosas.
Además, con la guerra que dan los niños... Mejor sentarse con el marido a ver el mundial.

Verte dijo...

No te preocupes. A las mujeres infértiles jamás se les cruzaría por la mente hacerse ninguna de las preguntas que formulás acá. Te lo digo, lamentablemente con conocimiento de causa.
Saludos!

lunanueva dijo...

Me he reído con ganas, te lo aseguro...Hasta que recordé cómo la realidad deja atrás a la imaginación.
No pasará mucho tiempo antes que veamos alguna publicidad que exhiba como slogan alguno de tus jocosos disparates!

Daisy dijo...

Jaaaa!!! Me encantó!!!

danielagutierrez dijo...

jajajajajaj. esta buenisimo!!

Anónimo dijo...

Saludos,
Le invito a mirar foto reportajes
Publicado en la pagina blog
http://tariknunez.blogspot.com/

Estoy iniciándome con la página,
Les agradecería si pasan el dato del blog entre sus conocidos.
Comentarios en la página
Gracias.
Tarik

ana dijo...

Seria cómico si no fuera trágico, aunque la forma en que lo cuentas me hizo mucha gracia. EL tema me duele, como a tantas. Tengo dos hijos adolescentes, de un primer matrimonio, y el sueño que ya parece imposible de tener otro de mi segundo esposo.
Ya con 41, más de 2 años probando, solo me ofrecen alternativas médicas muy invasivas... en fin, parece que quedará como asignatura pendiente, no me resigno, me sigue angustiando.
Me gusta mucho vuestro blog, me gustaria participar en él si es posible, no me da como para tener un blog propio, no creo tener tanto para escribir, pero si me gustaria aportar algo a esto de "Hijos y otros animales salvajes"... del que comparto mucho de lo que leí, incluído el título.
Cariños desde Uruguay
Ana

Verónica Sukaczer dijo...

Ana, cuando armé este blog lo hice con la idea de que fuera abierto a toda persona que quisiera escribir en él. Una verdadera democracia, aunque en lo personal tenga ínfulas de dictadora. Necesito entonces que me envíes tu e-mail a mi casilla y recibirás otro pidiéndote confirmación. Luego entrás al blog, y voilá!

Tina dijo...

Jodido el asunto! Si lográs el embarazado, feliz porque vas a ser padre pero si no lo lográs, feliz de no te´ner que desembolsar. ¿Por qué tanta generosidad?

Anónimo dijo...

Falta la que tiene problemas de fertilidad y se pregunta, al ver el anuncio;- ¿hasta acá me viene a joder este tema?.
Como me pasa usualmente-.
Saludos.

Alicia R. dijo...

Como feliz ex usuaria de institutos de fertilidad (feliz por lo EX) me causó muchísima gracia. Lamentablemente no puedo responder a tu dudas. Yo lo pagué al contado :-)

Anónimo dijo...

Jajaja, te felicito...muy creativo tu tema, gracias por hacerme reir... Desde Venezuela mis saludos...